sábado, diciembre 22, 2007

El misterio de la vida


Alguien nace cada día
mes minuto segundo
en todo el mundo.
Y que esto suceda
es importante y necesario
pero nada extraordinario.

Lo verdaderamente milagroso
sucedió el 21 viernes de diciembre
del año dos mil siete en Santiago de Chile
cuando se asoma a la vida
el niño Antonio
hijo y nieto de lilas en flor.

7 comentarios:

Therese Bovary dijo...

Felicidades a la Madre y a la madre de su madre y a la madre de la madre de su madre.


¡Y al Padre de la criatura, por supuesto!

Colombine dijo...

Acabo de leer aquí la noticia . Muchas felicidades a las lilas y a la rosa .

mentecato dijo...

Y así continúa la vida como un solemne río de oro...

Lila Magritte dijo...

¡Gracias por ese bello poema y los comentarios amigos!

¡Qué emoción,!

Estamos viviendo esta experiencia renovadora muy muy felices.

Lila Magritte dijo...

Olvidé mencionar que el niño no se parece a mí. No tiene rayas blancas y negras.

El bebé dijo...

Soy igual a mi papá.

Rafa dijo...

17 millones de sonrisas, os acompañarán...




















besos