jueves, noviembre 23, 2006

King Lear y el amour fou


Therese:
es realmente más que una emoción, una sensación sublime, una sensación inexplicable, plenitud, paz, amor y más amor, y una voz que me dice desde no sé qué dimensión de mí mismo: ¡esa es mi amante, esa es mi amante! que enarbola mi invitación de viejo narrador y sus manías a los cuatro vientos: haremos lo imposible, pediremos lo imposible, viviremos en lo imposible en el desierto, es decir seremos Realistas más allá del nivel de la realidad, en el amour fou, el amor loco de alguien que quiso cambiar el mundo y como dicen algunos necios no lo logró: pero vaya cómo se logra, granito a granito. De allí surgen los grandes desiertos, Therese, de ahí surgen los grandes amores, tal vez así se le pueda ver la cara a Dios en las moléculas de la noche estrellada: esperaré todo lo que quiera, porque eso es parte también de las mil y una noches: diferir los relatos, intercalarles más historias, interrumpirlos al amanecer para continuarlos al anochecer y lograr el libro imposible, el libro de los libros...

Emocionado, emocionado...Lear King.

Mientras espero, le enviaré relatos de todas formas.

12 comentarios:

Lila Magritte dijo...

Si es verdaderamente un Rey, Therese, pídele que te regale anticipadamente:
"un palacio de diamantes,
una tienda hecha del día
y un rebaño de elefantes"... agrega también "Un kiosko de malaquita, un gran manto de tisú" y un anillo de los siete poderes.

Abrazos.

Colombine dijo...

sí. eso. así se verá que no vas por interés.

Therese Bovary dijo...

Claro que voy por interés, por el interés de vivir este loco amor con un rey que parece estar tan enamorado.

Besos Lila
Besos Colombine

Lila Magritte dijo...

¿Y no vamos a ir a París a comprar el vestido de novia?

Therese Bovary dijo...

A París nos vamos ya mismo
¿Estarías dispuesta a acompañarme?

Lila Magritte dijo...

Estoy preparando mis caballos.
No, creo que basta con preparar la escoba.
Día viernes, mmmmmmm... buen día para un vuelo de brujas.

Therese Bovary dijo...

Una escoba es la clave. Pero con adornos y gasas de baile, para que no nos notemos recortadas en la luna llena como siluetas brujas llenas de misteriosas artes.

Vamos a suponer que somos unas simpáticas hadas buenas.

¿Te la creerías?

Lila Magritte dijo...

Me sacaste las palabras de la mente. Eso es justo lo que yo había querido decir, que íbamos a viajar en unas escobas de hadas buenas, porque eso somos, me confundí porque justo estaba leyendo un libro de conjuros.

Hadas buenas... hadas buenas... hadas buenas... somos hadas buenas... hadas buenas... somossssssssssssssssssssssssssssssssssssssss

Therese Bovary dijo...

Supieras las cartas que me llegan, una tras otra, mi Rey está ansioso, ansioso, ansioso. Pero no me presiona. Tiene toda la paciencia del mundo. Quizás no es tan viejo, por eso no le importa el tiempo.

Anónimo dijo...

Las ansias, Therese, son expresión de mi deseo, y mi deseo no ha surgido para presionarla, sino para esperar, ya que la espera enardece más, enciende aún más la hoguera, la zarza ardiente: a mi me basta en este interludio entre mi pasado y mi presente que eres sólo tu, Therese, imaginarte, tus ligeros pies, rápidos comola alondra, la vedad de tus caderas, la ragilidad de tus sueños y la huella indeleble que han de dejar tus labios.

Your Lear

Therese Bovary dijo...

Ay, king Lear, no sé qué decir, ni siquiera creo merecer hoy vuestras palabras.
Suya
Therese

dr. Vicious dijo...

Tiene Ud. en su noble admirador a un auténtico enamorado, querida Therese.
Felicidades