martes, noviembre 21, 2006

Carta invitación de mi Rey
















Therese: ayer en la tarde, alguien o algo me sumió en un profundo sueño, puede haber sido un hechizo, o un encanto maligno de esos que suelen acecharnos a los reyes. Además, Therese, creo que alguien me hipnotizó, o desvió mi entendimiento de un libro a otro -el universo está poblado de libros que son dimensiones paralelas a la nuestra- particularmente al de un celoso extremeño, o más bien extremista en celos, que usurpó en parte mi personalidad.
En fin, hoy desperté y recordé fragmentos de lo que os cuento, amada Therese, y si bien es cierto que soy rey viejo, no estoy muerto, así que conmigo no corre lo de rey muerto... soy un Lear puesto, y quiero hacerte, Therese, una invitación: quiero invitar a madame a un viaje al Sahara, al desierto del Sahara. Allí tengo mi tienda de los relatos, que le describí hace unos días o semanas -mi tiempo siempre es relativo- y quisiera Therese, que viniera conmigo, en mis camellos blancos -que son mansos animales que navegan el desierto suavemente- y conozca estas dunas interminables como nuestro amor, las noches frías pero estrelladas, donde el cielo se viene sobre uno con planetas y estrellas palpitando.
Como le aseguro Therese, yo haré palpitar su corazón con muchas historias prometidas y que le debo, narraciones, que si acepta este viaje y baja su cortina por unos dos o tres días -que en el desierto siempre se multiplican- podrá escucharlas con la música indispensable, que la dejo a su elección.
Ojalá perdone las manías de este viejo, pero poderoso Rey, y nos vayamos al Sahara para contarnos relatos y mirarnos en nuestros respectivos ojos, bajo la luz de la lámpara de aceite, entre los cojines de raso beige. Y éste, quiero yo también que sea nuestro sitio privado para la historias y el amor que siempre acompaña cada cuento, como la música...

Tuyo, Lear resurrected...

18 comentarios:

Therese Bovary dijo...

¡Qué romántico, my dear Lear!
¿Me dará algunos días para pensarlo bien?
Solo unos días, por favor.

Besos de su Therese

grandchester dijo...

.
Una doncella prudente.
Aquilata cuidadosamente
las palabras de todo pretendiente.
.
Habría que pensar
en amas que acompañen
y en ajuares,
no vayan a perderte
en esas soledades.
.
Recuerda, Rosa-Espina,
muchas honras
se han perdido
o quedado en entredicho
por ceder a la ligera
a mínimos caprichos.
.
Escucha bien lo que te digo
Cara Amiga.
.
Todo se puede en esta vida,
si se procede con cautela
y prudente tino.
.
No es cosa de entregarnos
sin más a la ventura.
.
Que, si bien
nadie conoce de antemano
las peripecias del camino,
quienes planean lo que hacen
mejoran las probabilidades
de llegar con bien a su destino.
.
Cortazar ya te lo advirtió,
tienes que conseguir un mapa
ver si aceptan tus tarjetas,
trazar el itinerario
y preguntar
si hacen descuentos a princesas.
.
Y, ante todo,
identificar correctamente
a tus socios de amores
o negocios;
no sea que acabes,
como cierto amigo mío,
emprendiendo empresas
con gentes de las que no tienes
las curricula
o no te consta, al menos,
hasta dónde es que existen.
.

Lila Magritte dijo...

Jajajajaja, no puedo evitar una carcajada. Me parece buenísima la recomendación Therese. Léala cuidadosamente.

Un abrazo grande.

Therese Bovary dijo...

Grandchester y Lila, seguiré pensando la propuesta. Pero creo que Grandchester es muy ducha en estas lides. Tendré en cuenta sus consejos.
Cariños mil

grandchester dijo...

Algo he leido.

Colombine dijo...

Therese silenciosa / Therese pensativa / ¿que le ocurre ? / ¿acaso atenderá los pridentes consejos? / impaciente espero el desenlace

Lila Magritte dijo...

Therese: El Señor Lear me envió esta carta para ti, no sé si se equivocó y la mandó a mi correo o por algún error tú la rebotaste al mío. Como no me queda claro cuál es el asunto te la vengo a dejar aquí. Puede ser que que el Rey esté demasiado impaciente y esté enviando correos a tus amistades para que hagamos interferencia a su favor. No sé.
----------------------------------
----------------------------------

Therese: es larga la espera... a que te decidas a venir a mi tienda de relatos en el desierto: si debo insistir en el ciberespacio y en tu rosa sangrante, lo haré: y por ahora re recuerdo el fragmento que siempre cita Borges de Coleridge: "Y si un hombre, en sueños, atravesara el Paraíso y le dieran una flor como prueba de que estuvo ahí, y a despertar llevara esa flor en sus manos... ¿entonces qué?". Una vez tuve un sueño: estaba en el Paraíso; pero este paraíso no era un jardín edénico ni una isla solitaria, tampoco una buhardilla en país o un palazzo en Venecia: este Paraíso lo soñé en un departamento, en algún lugar de Santiago de Chile, en una primavera "hilo tempore", aunque puedo datar la noche: Y en lugar de una flor -rosa u orquídea- desperté de ese sueño con un cuerpo en mis brazos. Aún ese cuerpo me acompaña, aún si no está presente. ¿No es eso prueba irrefutable de que existe el paraíso?

Your Lear

Colombine dijo...

si alguien escribió eso, el Paraíso existe. No hay duda.

Therese Bovary dijo...

Gracias Lila, qué le pasará a este rey ¿y cómo sabe tus señas?

Uy que bonito, este si es un rey verdadero.
Lo amo my dear King Lear
Suya

Therese de Lear

Therese Bovary dijo...

Querida Colombine, sucede que estoy recapacitando debido a las palabras sabias de Grandchester que me dice:

"Recuerda, Rosa-Espina,
muchas honras
se han perdido
o quedado en entredicho
por ceder a la ligera
a mínimos caprichos".

Aunque estaría dispuesta a perder la honra por un rey así. ¿No lo crees?
Besos

Therese

Lila Magritte dijo...

¿Y te vas al Sahara?
No le respondes para hacer que te suplique?
Si quieres te acompaño de compras para que prepares el ajuar.

Abrazos.

Therese Bovary dijo...

Me parece una gran idea, Lilita, ¿qué tipo de ajuar crees que necesito para seguir a un rey tan lejos?
Besos

Therese Bovary dijo...

También tengo que pensar en la música que él me ha pedido que lleve para oír, entre una historia y otra.
Tenemos que irnos de shopping, entonces.
¿Habrá algún mall interesante en el cyberespacio?
Chao

Lila Magritte dijo...

He estado pensando... y me vas a creer que no sirvió de nada.
Debes seguir tu instinto, bucear en tu memoria hasta llegar a la solución adecuada para una Bovary.

Ahora respóndeme ¿Dónde debe ser comprado el ajuar?

grandchester dijo...

Recuerda lo que le pasó
a la protagonista
de
Sheltering Sky.

http://www.culturalianet.com/art/ver.php?art=2204

Lila Magritte dijo...

Sí, es terrible lo que le pasó, leí el libro y vi la película como seis veces, es impresionante. Hay que considerarlo, Therese.

Therese Bovary dijo...

¡Qué le pasó!
Infórmenme por favor!!!!
Gracias queridas, necesitos consejos sabios como los de ustedes.

Besitos
Therese

Therese Bovary dijo...

¡Ya me acordé...!

"Refugio para el amor" se llamaba la película.

Ojalá que no pase nada si decido ir. Pero si algo ocurriera, ahí estarán ustedes para decir a coro:
"Nostros se lo habíamos advertido".
Besos muchos