viernes, noviembre 24, 2006

¿Cuál es más apropiado para este viaje?








12 comentarios:

Therese Bovary dijo...

Como vez, Lila, ya no hay que ir a París. Todo se puede encargar...

Lila Magritte dijo...

... Me estoy confundiendo un poco, no me queda claro si el Rey te está proponiendo matrimonio, y el viaje de luna de miel al desierto incluido y todo eso, o te está invitando sólo por un fin de semana. Trata de dejar las cosas claras para que no nos enredemos después y haya que volver a bajar el telón.

Therese Bovary dijo...

King Lear dice:
"La bodas son eternas (amor constante más allá de la muerte).

Las bodas en el desierto serán privadas. El vestido será de una de las noches de "Las mil y una noches", y yo se lo compraré en el bazar de Baltazar en Alejandría.

Será un vestido desde el cual Therese me hablará con el lenguaje de su baile y con la verdad de sus caderas.
El resto será silencio fuera de la carpa en el desierto. Dentro, sólo las lámparas de aceite y su luz cintilante podrán decir lo que ocurrió.

Al regreso, celebraremos las bodas propias de una reina como Therese, en mi castillo, y ahí ella elegirá el vestido de entre los hermosos trajes que tú, Lila Magritte le estás ofreciendo.

Después vendrá el baile donde todos los blogonautas están invitados, sobre todo Grandchester y Colombine, si nos honran como madrinas. Nadie está excluido, dado que soy un rey generoso.

Hasta la vuelta de nuestra travesía por el desierto, y que nadie se preocupe porque el cielo nos protegerá y ningún beduino raptará a mi amada Therese, dado que también soy como Lawrence de Arabia, amigo de todas las tribus de todos los tiempos.

Suyo Lear

Therese Bovary dijo...

Yo estoy fascinada con mi rey. Pero igual encuentro que es un poquito machista en eso de andarme eligiendo los trajes. Sin embargo tal vez esa sea la conducta de los reyes.

Lila, tú que sabes de príncipes marinos podrías aconsejarme respecto a las protocolos palaciegos. ¿Mañana durante el vaije a Viña, por ejemplo, podríamos conversarlo?

Hasta pronto y creo que no hará menester otra bajada de telón.
Vale

Therese

Lila Magritte dijo...

Impresionante, qué quieres que te diga Therese, este Rey actúa, no pregunta. Será de machista o de Rey, bueno es igual.
Pero debo aclararles algo, puede haber madrinas y ene se caso debiéramos ser Grandchester y yo, porque Colombine es hombre, sólo podría oficiar de padrino o bien de acompañante mío, si él acepta.

Otro punto ¿por qué el Rey piensa que yo elegí los vestidos?

Ahora sí te enviaré mi propuesta.

Lila Magritte dijo...

Guau Therese, estamos escribiendo casi al mismo tiempo, pareciéramos tener una misma mente.

Sí, ya tengo todo listo para mañana, será un día espléndido. Hay que llevar el cofre pirata para traer los tesoros al regreso.

Lila Magritte dijo...

Como siempre, allá nos robaron el cofre. Estos piratas de barco alfombrado y alta tecnología en las artimañas del azar nos dejaron fuera de juego en pocas horas.
Pero el mar estaba bonito, y el aire puro, se podía ver el cielo, como siempre me pregunto, entonces para qué bajar al infierno.
La humanidad pesa como condenada.
Sale caro andar apostando contra uno misma.

Fortunata dijo...

Tenga cuidado Therese que los castillos del Sahara son de arena del desierto y se desmoronan con el viento,que las flores que los adornan son solo de un dia, los Tuareg siempre andan al azecho para robar mujeres con los que llenar sus harenes de hembras exoticas de otras latitudes. Que el sol abrasador de estos parajes hace ver alucinaciones y cuando una se despierta se ve cubierta por un velo acarreando cubos de agua en sus espaldas.... Y ese vestidito de novia no se convierta en un gurka... que la deje la mirada estrecha.

Un abrazo en la distancia.

cecivet dijo...

Cierto. Los vestidos son muy bonitos pero sólo para una vez.
Y los peligros muchos.

Anónimo dijo...

Es que las bodas son eternas, amor constante más allá de la muerte, polvo, sí, mss polvo enamorado,
y cualquier forma de eternidad es peligrosa, como la de los vampiros, que tanto obsesionaron a Cortázar,como la de las Ideas, como la del mismo Dios, Cecivet,
en el amor loco, en la demencia de amar, lo primero son los peligros muchos. Te recuerdo a Blake, no como un alarde poético, sino porque nos acerca a lo que te quiero expresar: "El camino del exceso conduce al palacio de la sabiduría", la recuetrdo de memoria de "Los proverbios..." y en una mala traduccón, pero por ahí va la cosa. La vida peligrosa, como decía en una revista de los oscuros, pero también relampagueates años 8o' de los que soy hijo.

Saludos,

K. Lear

Therese Bovary dijo...

¡Qué poético es usted King Lear!
¿Intenta seducirme con sus versos?
Therese

grandchester dijo...

No sé, no sé...
...
Veamos como avanza el cuento.