sábado, octubre 13, 2007

Yo te amo

Al amparo de tus besos y escondida
en la penumbra de luces irreales
juegas con tu lengua
en mi cuello y mis orejas.


Canta para mí
te pido,
canta para mí,
me quejo suave.

Y respondes
en tu lenguaje de hombre
intenso y fiero,
violento fuerte.

Soy feliz, pienso,
pero no te lo digo.

Pasados los tiempos ilusorios,
los fragmentos del tiempo,
me besas por última vez.

Salgo temblando a la realidad,
me cobijo con tu sombra
porque hace frío
y sigo mi camino.

4 comentarios:

Lila Magritte dijo...

OOhhhhhhh... mmmmmmmm

qué emoción, veo los fuegos artificiales, ¿dónde es la fiesta?

Anónimo dijo...

Es emocionante reencontrarse con esa música que recuerda la pasión un poco culpable por ese otro que está al lado leyendo, ordenando, arreglando ese lavatorio maldito que se tapa cada cierto tiempo...
Tu poema y tus fotos son emocionantes por cuanto hacen recordar las propias.
Saludos al Tomás y un abrazo muy fuerte para ti.
Me hiciste detenerme a pensar en el amor de mi vida... junto a ella lo demás se diluye y poco importa lo que los demás piensen.

Angie

mentecato dijo...

¡Oh, Cupido! Nunca dejes de lanzarnos tus flechas translúcidas.

Amor dijo...

abrázame fuerte, y el resto del camino lleva contigo este calor

:-)

no tengas frío

ten

amor