jueves, mayo 28, 2009

Amor mío


Rey:
la vida
esta cadena de minutos que nos resta
te la regalo
si la quieres.

El futuro ya pasó y solo nos queda ser felices
horas, noches, silencios, encuentros furtivos.

Nadie sabe qué nos espera
y si hay espera
sólo sé que estoy en ti
y estás en mí
intenso y profundo.

Amémonos cada vez
como si cada vez fuera
la única y la última
y lloremos y ríamos
y agradezcamos el habernos encontrado
cada cual con sus heridas, sus fracasos
como si lleváramos el sol o un trozo de luz
en nuestras manos reptando polvorientas.

4 comentarios:

Jorge dijo...

..."Nadie sabe qué nos espera
y si hay espera"...
ESO ES LO BUENO DEL FUTURO, EN QUE NADA SABEMOS DE ÉL, PERO PUCHA QUÉ ES BUENO HACER PREDICCIÓNES, DISFRUTANDO EL MOMENTO, QUE ES EL PRESENTE.
MUY BONITO POEMA

amor y libertad dijo...

así ha de ser: darse luz y dar luz al mundo

Lila Magritte dijo...

Hermoso poema.

Saludos.

ángel dijo...

Siempre es un gusto leer poesía en tu espacio que frecuento.


Saludos...