domingo, junio 17, 2007

Tan mujer para sus cosas


SER MUJER

Terminé como no sabía que quería terminar.
Me derroté a mí misma y obtuve la única victoria.
A fuerza de costalazos me hice hombre.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Querida teresa:

Cómo te he visto estos días... me imagino tus razones hacia la cara de la ministra... Uff me parece estupendo que hagas evidente las grietas de este sistema de pre-mios.
Hasta cuando de promesas vanas y manipulación de la realidad... ¿te das cuenta que esto mismo que alegas con razón lo sufren a diario miles en hospitales, empresas, liceos? Se les trampea, se les mete el dedo por el culo, se les miente... con la posibilidad de cama, los sueldos de hambre, la educación pal pico?

Therese Bovary dijo...

Ese es el punto, querido anónimo. Aquí las cosas están color de hormiga. Quizás la cultura sea un punto mínimo comparado al zorrazo del transantiago, la cesantía disfrazada, los mínimos sueldos mínimos, los profesores que trabajan en condiciones precarias o autoritarias según los colegios o bien se transforman en temporeros de la educación como yo que trabajamos 8 meses al año para vivir 12...
Y para qué hablar de los hospitales donde la gente se muere en las salas de espera. Cuando los llaman, horas después de que han llegado a Urgencia, ya el paciente tan paciente se murió esperando... ¡No hay Salud!

HEAVY!!!
pero así ocurre.

Therese Bovary dijo...

Con respecto a la Ministra sin Ministerio, pero llena de misterio, la actriz dejó en claro que ella es quien más sabe de políticas culturales en Chile, y lidera un movimiento que ha costado más de 50 años en construir... ¡Hello!

Me entero entonces de que teníamos una Ministra superdotada, y yo como soy un tantín subnormal con problemas de comprensión de lectura, no me había dado cuenta...
GLORIA AL PULENTO!!!

angel dijo...

Tres líneas como tres filos n la carne de la realidad compartida.


Saludos...