sábado, diciembre 02, 2006

Nativa
















(El sueño de H.Rousseau)

Nativa

Fui al mercado a comprar cadenas,
gruesas cadenas para ti, mi amor.

Jacques Prevert.

Cuando le dijeron Nativa ella sonrío. Una idea absurda atravesó fugazmente por su imaginación. Pensó en la furia de los volcanes justo antes de entrar en erupción. Él advirtió su gesto y no tuvo que adivinar, porque el pensamiento estuvo dándose vueltas entre la vegetación y quedó, por algunos segundos, enredado entre los mantos de Eva y los troncos con que habían fabricado su casa en un claro de luna, cerca del lago.

El brindó con ese que sería el cuerpo de sus delitos y cerró los ojos mientras la acariciaba bajo el agua. Con la urgencia de un deseo profundo quiso aprenderla de memoria como una lección pendiente, extraviado en la forma de sus piernas, fascinado con la suavidad de su piel transparente.

Ella lo besaba con desesperación para grabarlo en el archivo de su memoria. Nadaba en el humor acuoso de sus ojos tristes y le mordía los labios. Buscaba con sus manos todos los rincones de ese cuerpo que tanto amaba desde tiempos inmemoriales.

Entonces él entendió que ella era música que sonaba con dolor, con urgencia, con olor a nardos, con sabores desconocidos.

Bastó, nada más, un simple movimiento de placas subterráneas para que la alquimia estallara en una convulsión de embriaguez y lágrimas, donde ella fue una mujer perdida en los laberintos de un amor desconocido, y él, un hombre, mucho más que todo un hombre.

24 comentarios:

Lila Magritte dijo...

Un relato bellísimo. Como todo lo que escribe usted Madam cuando está siendo soñada.

Therese Bovary dijo...

Gracias Lilita
Mis grandes cariños para usted.

Therese

cecivet dijo...

Me gusta la emoción, muy lindo.

Lila Magritte dijo...

Bon jour, Therese.

Lila Magritte dijo...

Querida Therese, le dejé una tarea en mi blog. Hágala por su bien.

Lila Magritte dijo...

Therese, se está empezando a acabar el día y sin tarea cumplida yo no sigo jugando contigo.

Therese Bovary dijo...

¿Cómo anduve con mi tarea Miss Lila?
¿Aprobaré mis doctorado?
Yo
Therese la de la flor sangrante
Ahñi van algunas perlitas:

No decir más de lo que haga falta, a quien haga falta y cuando haga falta.
André Maurois (1885-1967)

Los charlatanes son los hombres más discretos: hablan y hablan y no dicen nada.
Alfred d' Houdetot (1799-1869)

La mosca que no quiere ser cazada está más segura cuando se posa en el cazamoscas.
Georg Christoph Lichtenberg (1742-1799)

Las personas que hacen poco ruido son peligrosas.
Jean de la Fontaine (1621-1695)


Si no quieres que se sepa, no lo hagas.
Proverbio chino


Parecer discreto vale tanto como entender una cosa, y es mucho más fácil.
Oscar Wilde (1854-1900)

La mejor fuente de información son las personas que han prometido no contárselo a otros.
Marcel Mart

Lo que no quieras que no sepan muchos no lo digas a nadie.
Juan Eusebio Nieremberg (1595-1658)

Como pretendes que otro guarde tu secreto si tú mismo, al confiárselo, no los has sabido guardar.
Enviar frase
François de la Rochefoucauld (1613-1680)


No puede haber gracia donde no hay discreción.
Miguel de Cervantes y Saavedra (1547-1616)

El andar tierras y comunicar con diversas gentes hace a los hombres discretos.
Miguel de Cervantes y Saavedra (1547-1616)


Atentamente Madam Magritte

Lila Magritte dijo...

Bravo, querida, tiene un 7 y su trabajo está aprobado con honores. Ha hecho su tarea, pero el tiempo dirá si ha comprendido verdaderamente lo que investigó y transcribió.

Ahora puedo poner tranquila las canciones del recuerdo, en mi blog, sin que usted traiga a colación algunas evocadoras escenas compartidas en la juventud.

Besos para ti alta rosa espinosa del castillo encantado.

Lila Magritte dijo...

Avísale a King Lear que en su blog hay dos comentarios de Kit Marlow.
Se están produciendo los primeros milagros de transustanciación vía internet. Interesante ¿cierto?

Therese Bovary dijo...

Oye, ¿Kit Marlowe no es el británico al que se le adjudica la obra de Shakespeare, cuando se puso de moda andar diciendo que don William nunca existió? ¿Es ese el que aparece ahora?

¿Lo llamaste con la tabla ouija? ¿O también tiene Blog, hermanita?

Therese

Therese Bovary dijo...

Oye Lilita, yo no quiero que me chacreen mi blog, menos el espacio destinado a este cuento que me brotó del manantial del alma, el viernes en la noche. Mi pobre alma que ya parece geyser de borbotones ardientes.
Therese

Lila Magritte dijo...

Buenos días Therese, que sea una semana maravillosa.

Jotigliare dijo...

que cuadro mas guapo, me gusto mucho y no lo conocía.

grandchester dijo...

Saludos.

Anónimo dijo...

Dama Therese,
sin querer pecar de intrigante,
FUTURA REINA MIA,
os pido vuestra ayuda
en asuntos delicados
que vienen ocurriendo
en el castillo
de NUESTRO AMADO REY
(amado, temido y respetado
sin la sombra de una duda,
casi tanto por mi como por Vos.

En el entendido
de que si accedéis a lo que os pido
yo sabré cuidaros
por encima de los intereses
de mi mismo.

Postrado a vuestros regios pies
tu vasallo, el más fiel.

cecivet dijo...

Aquí tiene su caballo a la puerta madame por si quiere salir a pasear.

Colombine dijo...

hermosísma manera de describir lo inexplicable . besos ,Therese.

Lila Magritte dijo...

Therese, antes de irte anda a la casa de Colombine a oír la música que ha puesto.

Besos y buen viaje.

Therese Bovary dijo...

Mi querido Bufón del Pueblo, después de pensarlo detenida y cuidadosamente, he decidido aceptar su propuesta de cuidarme y protegerme.

Y podrá, usted, Bufón, llamarme Reyna Mía, más adelante, cuando definitivamente yo decida dar el "sí" a nuestro amado y venerado Rey.

Mientras tanto, manténgase cerca de mí, os lo suplico, ya que este Reyno de pronto se volvió muy fantasmal y terorífico, y a mí, esas cosas no me gustan, porque yo soy muy miedosa.

Agradecida, mi querido Bufón de su presencia que cautela el castillo del rey y mi honra.
Therese

Therese Bovary dijo...

Perdone usted, bufón que le haya nombrado, antes, del Pueblo. ¡Gravísimo error!
Entonces, Bufón de la Corte, buenas noches y dulces sueños.

Cuídese del cazabufones que se ha estado entrometiendo y amenaza con darlo de baja.
Ojo Bufón, se lo dice
Su Reyna
Therese

Gonzalo Contreras dijo...

¿De dónde sacas que desapareció el cuadro?

..."En el horizonte de tu mente se ha extendido el sol"...

Therese Bovary dijo...

¡Devuélvanme mis cuadros!
Me refiero a las pinturas que acompañaban mis relatos, éste y el de más arriba.
¿Sería la rata asquerosa de Manhattan sur?

Fortunata dijo...

Bella historia.
Un abrazo

Therese Bovary dijo...

Gracias Fortunata