domingo, agosto 17, 2008

Ahora sí que la hizo de oro el Consejo Nacional del Libro y la Lectura

ESTO LE PASÓ A UN ESCRITOR QUE SIGUE CREYENDO EN EL CONSEJO Y LA MINISTRA DE LAS TELESERIES.


¡Lean y saquen sus propias conclusiones!


Now the sneaking serpent walks
In mild humility,
And the just man rages in the wilds
Where lions roam.

(The argument, William Blake)


Amigos:

Para no aceptar la exclusión, que le gustaría a la mediana ministra de cultura, postulé con un libro de cuentos a la Beca de creación literaria 2008.

Hoy veo los resultados que publican en la página del Consejo.

¿Qué dice el evaluador, que no conozco, ni sé quién es?

Dice lo siguiente:

Fundamento de la Evaluación Técnica:

Excelentes cuentos. Excelente formulación del proyecto. Excelente asimilación narrativa. Gran prioridad.

Fundamento de la Evaluación Cualitativa:

Alta calidad literaria prosística. Muy buenas publicaciones previas de novelas y cuentos. Trabajo literario serio y consecuente. Merece el apoyo del Consejo.

Y más abajo viene la resolución, que habría tomado el Jurado

Resolución No Seleccionado.

¿Quién es el jurado, entonces?

Fundamentación “En virtud del procedimiento establecido para este concurso público, el Consejo Nacional del Libro y la Lectura, constituido como Jurado y conforme a sus facultades legales y reglamentarias, resolvió no seleccionar su proyecto, considerando los recursos disponibles para esta convocatoria y los criterios de evaluación previamente señalados en las Bases de Concurso”.

Entonces, es el Consejo el Jurado, dicen allí

Mi pregunta, como ocurrió antes, te recuerdas, surgió entonces.

Los veo en la página web oficial del Consejo del Libro. Uno de ellos es Jaime Hales. Le escribo, para preguntarle si él participó como Jurado, si el firmó el acta de resolución. Su respuesta es la siguiente:

“Renuncié hace varios meses al CNL, por cuestiones que no es del caso explicar ahora.

No he conocido tu proyecto ni he votado de modo alguno respecto de él.

No tuve nada que ver en eso y si aparezco en un acta es absolutamente falso, no sé quién te lo puede haber dicho. Me gustaría aclararlo.”


Hablo por teléfono con él. Yo le cuento que él aparece en la página de consejo como tal. Efectivamente, Jaime Hales se interesa en aclararlo y le escribe a Marcel Valdés, la secretaria del Fondo.

Marcela:

Te he llamado con insistencia hoy sin suerte.

He recibido algunas cartas de escritores en las que me piden explicaciones respecto de mi voto de rechazo a sus proyectos. Les he manifestado que desde abril, a lo menos, ya no soy parte del Consejo Nacional del Libro. Ellos me han respondido que cuando llaman le dan una nómina en la que figuro y que también mi nombre está en la WEB. Te ruego restablecer el orden y la verdad. Sería bueno que se conociera la forma en que votan los consejeros.

Gracias.

Jaime Hales

Efectivamente, al otro día Jaime Hales es borrado de la lista en la página oficial del Consejo.

Le escribo a Sonia Montecino, representante de la Presidenta de la República, antropóloga y escritora. Ella me contesta amablemente:

Estimado Omar, no asistí a esa reunión del Consejo lo cual se puede verificar en las actas y firmas de cada reunión, en realidad no he ido a varias este año debido a que tengo una gran carga de trabajo. De todos modos preguntaré por esta situación que me comentas. Saludos de Sonia Montecino.

Llamo por teléfono y le solicito al Fondo del libro que envíen los correos correctos de los otros consejeros. Me lo envían. Allí aparece Raynaldo Lacámara, actual presidente de la Sech. Le escribo. Me contesta lo siguiente:

Estimado Omar:

Lamentablemente la información que usted maneja es equivocada. No soy miembro del Consejo desde febrero de 2008, así es que por lo mismo no he tenido ninguna participación en el proceso de becas al que usted se refiere.

Le sugiero que para aclarar sus dudas se dirija especificamente al Consejo mismo, ahí con toda seguridad le aclararan lo que desea saber.

Atentamete

Reynaldo Lacámara

Viviana García, la representante del Colegio de Bibliotecarios A.G. Bibliotecaria, me contesta:

Omar, que bueno que te acordaste de mi. Por ahora lo que te puedo decir es que el Consejo del Libro funciona como jurado y no como evaluador, nosotros no vemos caso a caso cada proyecto en sí. No quiero eludir una respuesta y voy a buscar los antecedentes que tengo (en mi casa) y voy a tratar de responderte con mayor precisión. En todo caso con el comentario emitido por los evaluadores que es muy bueno, yo creo que debes postular al segundo llamado, ya que lo que si te puedo decir es que uno de los problemas para los y las postulantes de Santiago, es que siempre se les aplican más restricciones y exigencias, porque el Consejo puede asignar hasta el 40% de los recursos a la Región Metropolitana y la cantidad de postulantes es realmente abrumadora, por lo tanto la vara siempre está mucho más alta. Igualmente voy a revisar tu caso particular a ver si te puedo dar mayor tranquilidad.

Atte.,

Viviana

Y Carolina Rivas, representante Ministerio de Educación y escritora chilena, me dice lo siguiente:

Estimado Omar: lamento que el proyecto no haya sido seleccionado en esta oportunidad. El Consejo, del cual formo parte, convoca a evaluadores externos para éste y cada concurso público, los que son los que aportan de las consideraciones de evaluación. Le rogaría hacer llegar la consulta al propio Consejo, a su Secretaria Ejecutiva: Marcela Valdés, a fin de que pueda obtener mayor información. Entiendo que su caso no es el único y corresponde que Ud., quede debidamente al tanto del proceso.

Asimismo, puede consultar al respecto de un posible “segundo llamado” para este año 2008.

Le saluda con especial atención,

(Marcela Valdés, es una chica con cara de perdida que pusieron allí el año pasado)

En todo caso, como tú puedes leer, ni Viviana García, ni Carolina Rivas confirman que han participado en algún jurado propiamente tal, ni menos si han firmado algún acta de resolución.

El resto de los consejeros no me contestó el correo:

Gregorio Angelcos. Representante de la Sociedad de Escritores de Chile (SECH).

Nivia Palma Manríquez. Directora de Bibliotecas, Archivos y Museos.

Jorge Pavez Urrutia. Representante del Colegio de Profesores de Chile A.G.

Francisco Javier Pinedo Castro: Representante del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCH) desde 2006.

¿Qué Consejo es este, qué argumentos? ¿De qué Jurado, de qué Consejo hablan?

Cavilo y no consigo comprenderlo. ¿Existirá esa Acta del “Jurado”? ¿Quienes participaron realmente? Servirá de algo la nueva ley de transparencia que ha sido promulgada justamente hoy y que obliga a los organismos de la administración del Estado a entregar y a publicar antecedentes sobre sus actos y resoluciones?

Yo creo que Kafka estaría muy confundido.


Un abrazo

11 comentarios:

Therese Bovary dijo...

Bien cara de raja que son!!!
Pero ya lo sabíamos, qué se puede esperar de los señores y señoras del consejo... y su ministra.

Fortunata dijo...

Si bastante kafkiano....

Besos

Naninsky dijo...

que mal!!!

onda, no pueden ¿como tan vacas? digo yo.

bueno, será, tienen poder, y por desgracia ya acosumbramos a esa gente a aprovecharse, ahí que demostrar que la gente sigue teniendo el poder...!!!!(no sé aque va ese comentario)


Abrazos!!!

mentecato dijo...

Por eso muchos creadores no participan.

Hasta Neruda habría sido rechazado.

Anónimo dijo...

Yo creo que este famoso consejo no existe, es solo una simple burocracia, para que sea legal nombran a personas que no existen o no saben que forman parte de este consejo.
Gasparin seguramente anduvompor ahi jajajajajaj

Gaby dijo...

Estimado Amigo la verdad es que para desilusión de muchos e injusticia para algunos... la falta de rigurosidad y ética profesional con que trabajan dichas instituciones es realmente vergonzoso... El tema de la información de los servicios muchas veces del estado es realmente desastroso, la falta de actualización de los sitios se supone disponibles para dar un servicio a la comunidad por que el gobierno implanto la modalidad de que todos las consultas enviadas ha algún sitio de gobierno debía ser respondida a la brevedad por que... pero para eso tienen que tener disponibles los nombres correctos. Yo te sugiero que sigas luchando y vas a ver que en el próximo llamado vas a salir porque cuando se ven cuestionados y hay mucha bulla por un problema ufffffffffff no les conviene.

agustin dijo...

varias veces hemos visto como un grupo de elite con contactos entre la politica y el gobierno nse adjudican fondos orientados a la cultura con fines perversos

q mal por cuestro pais

Agustina dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Agustina dijo...

Y es tan difícil creer que hubo mejores trabajos que los tuyos y que por eso no quedaste seleccionado? La misma Viviana lo dice "la vara es alta" por la gran cantidad de postulantes. Córtenla de echarle la culpa al resto porque alguien es mejor y gana el premio. Es tan ridículo como no quedar en un trabajo e ir después a pedir explicaciones de por qué no nos contrataron si somos tan buenos.

Esteban dijo...

Para mí está claro que los premios los reciben "los mismos de siempre". Al ver en el blog que el autor se conecta con los respectivos representantes y miembros del jurado, hace tráfico de influencias y eso lo hace automáticamente marginarlo de todo beneficio, en virtud de que los demás (escritores con menos oportunidades y/o contactos), tengan el beneficio de ver publicadas sus obras. Viviana García en ese aspecto es una persona absolutamente transparente. Me apena de que el autor (cosa que se da muy seguido entre los escritores) tengan intervención tipo lobby en los concursos, ya sea para talleres o recursos y premios. Para muestra, un botón llamado Raúl Zurita; sin denostar su calidad literaria, su poesía... ¿se acuerdan cuando para celebrar un aniversario del pasado gobierno del ex Presidente Lagos hubo un poeta que hizo un recital de poesía con sendas zalamerías hacia el gobierno y el Presidente?. Pues bien, después de ese acto, el poeta en cuestión tuvo prioridad para un Premio Nacional de Literatura, acceso para realizar talleres literarios en la B. Nac. Ese prócer fue Zurita.

Omar Pérez Santiago dijo...

Esteban Saavedra:

Como estudiante de Bibliotecología , compartirás conmigo la tesis de que uno de los problemas de la falta de lectura es que uno a veces no entiende lo que lee.

No encuentro lógica en tu comentario: el lobby se debería hacer antes de que se entreguen los resultados, y no después como en este caso. ¿me entiendes?

Noto que no estás del todo informado, al parecer, e igual metes la cuchara.
No importa.
Aprovecho de contarte.

Durante el año 2007 muchos escritores demandaron transparencia al Consejo del Libro, y más de 300 escritores firmaron una carta pública. El secretario ejecutivo del Fondo del libro renunció. Participamos en series de reuniones, entre otras con la misma Ministra de Cultura. La Ministra se comprometió a enviar la lista de los evaluadores de los últimos años, los jurados que se repiten y un listado de proyectos ganadores de los últimos cinco años.

La nueva Secretaria del Fondo, la bibliotecaria Marcela Valdés, convoca a este grupo de escritores a una nueva reunión el 21 de diciembre. Sin embargo, los funcionarios del gobierno no traen ninguno de los documentos que se habían comprometido. Se fija una nueva reunión, para el día viernes 18 de enero del 2008.

Posteriormente las funcionarias envían por correo un listado incompleto de evaluadores de los últimos 4 años y un listado de los proyectos ganadores durante los últimos 4 años.

Luego de atravesar el purgatorio de esta ardua relación con el Consejo del Libro, se pudo hipotetizar, luego de descifrar estos códigos, y un estudio analítico dejó claro que los problemas del Fondo del libro son de dimensión andina y con tendencia inflacionaria. Se constató la presencia masiva y abusiva en el Fondo del Libro de funcionarios del Estado y la ausencia espectacular, con pocas excepciones, de los escritores, los intelectuales, los grandes universitarios, especialistas e intelectuales independientes.

¿Cuáles fueron las conclusiones con las estadísticas en la mano?:

Graves anomalías, penoso aporte a los escritores y falencias estructurales en el Fondo del Libro son las conclusiones de este estudio analítico en base a la información oficial del Consejo Nacional del Libro.

El estudio, basado a la descodificación de los listados oficiales de los evaluadores y los ganadores de proyectos de los últimos cuatro años (2004-2007), confirma que:

1) Los evaluadores del concurso del Fondo del libro se repiten en el curso de los últimos cuatro años y esos que se repiten son, en su gran mayoría, bibliotecarios.
2) Los ganadores que se repiten no principalmente escritores como se ha hecho creer. Los proyectos ganadores que se repiten de modo reiterado durante estos últimos cuatro años pertenecen o están íntimamente ligados a sectores representados en el jurado del Consejo del Libro, tales como la Cámara Chilena del libro, el Colegio de Bibliotecarios y la SECH. SON JUEZ Y PARTE. Se premian a sí mismos.
3) Existen municipalidades que ganan proyectos de modo reiterado durante los últimos cuatro años, tales como las municipalidades de La Serena, Talca y Valdivia.
4) El Centro Cultural Palacio La Moneda, que preside la Ministra Paulina Urrutia, ganó un proyecto el año 2007, a pesar que el Centro cultural recibe un aporte estatal por ley para su funcionamiento.
5) Durante al año 2007 el Fondo del Libro no cumplió la ley de presupuesto que obliga a que al menos el 60% de los fondos vayan a regiones.
6) Según las bases del concurso 2007, se deberían haber entregado $ 1.713.151.000. Sin embargo, entre los 395 proyectos favorecidos se repartieron $ 1.644.846.778. Existe una diferencia de $ 68.304.222.
7) Los escritores profesionales reciben apenas un 8% del Fondo del Libro en becas.
8) Se constata la masiva presencia de funcionarios del Estado (bibliotecarios, por ejemplo) y pocos escritores, intelectuales, universitarios, especialistas e intelectuales independientes en el Fondo del Libro.
9) La base de todos estos problemas residen en que la ley y el reglamento del Fondo del libro son muy amplias y le dejan al Consejo y a su Secretaria Ejecutiva la potestad para administrar los Fondos de modo discrecional.


No puedo dejar pasar una última cosa. Si lees correctamente, yo no he puesto en duda la honorabilidad de Viviana García. Conozco a su padre, y lo considero un ciudadano valiente y honesto, y creo que Viviana también lo es.



Atentamente,

Omar