viernes, enero 11, 2008

Un delito a la luz de la luna

He ido a visitar la casa de Omar Pérez Santiago y me robé su último post. Gracias por el favor concedido, amigo querido. Ahora, si le parece mal este hurto, usted me dice, y yo se lo devuelvo.
Escritores vuelven a la carga por falta de transparencia en Fondo del Libro

11 de Enero de 2008 EL MOSTRADOR

Critican destino de excedentes por $68 millones

Escritores vuelven a la carga por falta de transparencia en Fondo del Libro


por Ana Rodríguez Silva

Cambio en directiva del Consejo del Libro y la Lectura en noviembre y reuniones con las autoridades, no terminaron con la disconformidad del grupo de autores encabezados por Teresa Calderón y José María Memet. Incumplimiento de las bases del concurso y la negativa a entregar toda la información, son las principales quejas.

La polémica por la entrega de los Fondos del Libro, del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, suscitada entre junio y julio de 2007 pareciera estar lejos de terminar. Producto de las acusaciones que autores como Teresa Calderón, Omar Pérez, José María Memet y Roberto Brodsky realizaron en ese entonces, fue la propia ministra de Cultura, Paulina Urrutia, quien los recibió para dialogar y resolver los problemas.

A meses del encuentro, el mismo grupo de escritores alega no haber recibido respuesta satisfactoria de parte del Consejo del Libro y la Lectura. Pese a las sucesivas reuniones que han tenido con la nueva secretaria ejecutiva, Marcela Valdés, no se han aclarado los puntos sombríos y las anormalidades que advierten en los procedimientos y entrega de fondos.

La principal objeción se refiere a la correcta repartición de la totalidad de los fondos disponibles para 2007. Según los recursos disponibles estipulados en las bases del concurso, el año recién pasado se deberían haber entregado $ 1.713.151.000.

Sin embargo, según los datos publicados por el Consejo, entre los 395 proyectos favorecidos se repartieron $ 1.644.846.778.

¿Qué sucedió con el resto del dinero?

Según comunicaron a los escritores, vía carta, la jefa del Departamento de Creación Artística y ejecutiva del Consejo del Libro, Javiera Prieto, junto a Marcela Valdés, “efectivamente en el concurso de proyectos del año 2007 existió, entre lo asignado por la Ley de Presupuesto y entregado a proyectos, una diferencia, la cual fue destinada a la adquisición de libros de artes, premios nacionales y poesía, de acuerdo a potestad que le entrega la Ley del Libro al Consejo y como consta en Acta del mes de noviembre del presente”.

Por lo tanto, estos $ 68.304.222 de “excedentes” no se repartieron entre los otros proyectos que postularon, ni tampoco se realizó un segundo llamado como sí ocurrió, por ejemplo, con el Fondo Nacional de las Artes (Fondart) 2007, cuando en la primera convocatoria no se entregó la totalidad de los dineros estipulados inicialmente.

“Eso nunca nadie lo ha sabido. Es muy probable que los años anteriores se haya hecho también y nunca nos hayamos enterado. Le llaman potestad y es simple arbitrio de quien maneja los dineros”, afirma la escritora Teresa Calderón El Mostrador.cl.

“No se entregaron todos los recursos, por lo tanto está incumplido el criterio que anunciaron en las bases”, continúa. Faltan nombres

Otro punto en el que este grupo de escritores alega anomalías es que el Consejo del Libro no les ha entregado la nómina completa de beneficiados, ni tampoco el listado íntegro de los jurados evaluadores. En la misma carta enviada electrónicamente por Prieto y Valdés a los autores, se adjunta un listado de los evaluadores entre 2004 y 2007 y de los favorecidos en el mismo período. Sin embargo, Calderón asegura que el registro está incompleto.

"Están seleccionando la información que nos envían”, dice sobre el listado, al que le faltarían, por ejemplo, más de 50 nombres correspondientes a personas e instituciones favorecidos con la línea del Fondo del Libro destinada al Apoyo de la Creación Literaria.

Además, asegura que tampoco revelaron la nómina de evaluadores que se han repetido a lo largo de los años. Uno de los criterios bajo los cuales el Consejo del Libro asigna los fondos es la procedencia de los proyectos presentados. Es así como el 60% de los dineros debe se entregado a regiones y el 40% a la Región Metropolitana.

Calderón asegura para cumplir con este punto “sacaron a gente con 100 puntos (de calificación) y pusieron gente que era de provincia”, perjudicando a autores como Roberto Brodsky y Mauricio Electorat.

Según la carta respuesta enviada a Valdés y Prieto, “los proyectos bajados con 100 puntos son superiores a otros asignados el año 2007, los que ustedes, para cumplir con un populista trámite administrativo amparado por la ley, dejaron fuera. Le cuento, por si no lo sabe, que Roberto Brodsky y Mauricio Electorat, han tenido un éxito enorme con sus recientes publicaciones "bajadas" por sus mercedes”.

“No le importamos nada al Gobierno”, dice Calderón. “Si Chile tiene algo que exportar y de qué vanagloriarse es de sus poetas. Esto es un desatino horroroso”, agrega. Mientras, Marcela Valdés, al cierre de esta nota, permanecía inubicable para entregar su versión.

Etiquetas: , , ,

3 comentarios:

Meigo,aprendiz de Druida dijo...

Un buen problema. Politicos.
Un beso.

Naninsky dijo...

Hola hola... como la tratado la vida.... No leí su entrada por que estoy en un ciber café... y es muy extenso para el poco tiempo que me quedaba....
saludos muchos... que este muy bien...gracias por todo.


Luis Torres.

Eduardo Duarte Yañez dijo...

Estas irregularidades estimada Teresa, son un escandalo, bien dices que si de algo puede está el pueblo orgulloso es de sus poetas, pero estas nefastas politicas y visiones estrechas del valor de nuestros poetas, son una lacra de la cual no logramos desapegarnos, es triste, pero agradezco de sobremanera sus palabras y su lucha coherente.

Saludos