domingo, enero 27, 2008

EL MALETÍN LITERARIO: LA CARRETA DELANTE DE LOS BUEYES

Ha llegado un mensaje del poeta y profesor universitario, don

Osvaldo Ulloa Sánchez

Pareciera que la irracionalidad se ha hecho dueña de nuestra realidad y si no fuera por la herencia de la cultura de la muerte que pesa en el vivir diario de la población, y de las víctimas de las violaciones a los derechos humanos, si no fuera por lo macabro de esa herencia, la realidad sería para la risa. Pero para una risa amarga, como ocurre ahora con el famoso maletín literario que tantas polémicas ha generado. Que la gente venderá los libros en San Diego, que servirán de adorno, que la selección dejó libros indispensables afuera y etc, etc.

Estamos ya acostumbrándonos a situaciones irracionales o que siguen la lógica del cuoteo político y del compadrazgo. De situaciones extrañas donde hay involucrados millones de pesos. Con mucha soberbia los encargados de los "Proyectos Culturales" aseguran transparencia y rectitud. Cosas que están puestas en duda a la hora de la aprobación de proyectos para potenciar buenos narradores y poetas, los que no reciben el incentivo para sus obras siendo que son la imagen viva del país. A Chile se le conoce en el mundo por la dictadura de Pinochet como sinónimo de barbarie y por Neruda sinónimo de Chile país de poetas con una tradición que comenzó en Ercilla en los albores de la patria.

Esta irracionalidad se ve reflejada en el caso del maletín literario con el hecho de que todas las empresas de encuestas hablan de más de un 60% de analfabetismo funcional. Es decir de cada diez personas seis pueden juntar las letras, leer la palabra pero no comprender el texto de mediana complejidad. Se habla de que los números indican que incluso los profesionales en un alto porcentaje no entiende lo que dice un texto medianamente complejo. En los sectores populares se da el hecho de que no hay ningún libro. Y cientos de miles de personas no han leído nada, ni libros, ni periódicos ni revistas en todo un año.

Entonces cómo se debiera haber procedido si se quisieran lograr incrementos en la lectura. Habría que partir por lo primero, realfabetizar a la población, es decir, desarrollar un proceso por el cual las personas aprendan a realizar las operaciones que necesita una lectura productiva. Porque la lectura es un proceso donde se necesita poder vincular diferentes párrafos, no leer como literal lo figurado, capacidad de síntesis y extrapolación. Si esto no ocurre la lectura podría hacerla igual un loro adiestrado.

Tantos millones invertidos en entregar libros dando por hecho que la gente los leerá. Parece más un acto demagógico y cortoplacista que una política cultural bien pensada. Por qué no se ha procedido como a todas luces lo indica la racionalidad. Quizás hay razones económicas o el temor de que la gente se junte comenzando a pensar críticamente.

Dentro de este contexto de irracionalidad , en lo personal he publicado dos Manuales para aprender a leer y escribir poesía y cuento. Veo como lo usan en los talleres literarios y los profesores a lo largo de todo el país, me he encontrado en el sur y en el norte con jóvenes que me dicen que trabajan con él fotocopiados. La verdad es que no me interesa que lo hagan así si mi esfuerzo sirvió para que aportar con un granito a la cultura. Han sido ahora los libros más vendidos en el estand del Círculo de Escritores en la Feria del Libro de Viña del Mar, pero cuando presenté los proyectos al Fondo del Libro recibí solamente negativas. Me dolió porque había invertido mucho tiempo, pero ahora al ver lo que se está haciendo con el maletín literario encuentro la explicación: las irracionalidades y pobrezas de las políticas culturales a este nivel. Esto se acentúa cuando uno ve verdaderos disparates como aquellos que proponen alfabetizar a los niños y jóvenes en computación. ¿Qué podrán comunicar con la pobreza intelectual que hay, o solamente se les ve como robot? Lo mismo pasa con esos anuncios que hablan de la necesidad de hablar el inglés y si ni siquiera se domina bien nuestra lengua... irracionalidades todas. Ojalá por el bien de nuestra identidad nacional que lucha contra la uniformidad cultural que impone la globalización, se lleve a cabo este proceso de realfabetizar a la población, capacitarla para que sepa utilizar esa herramienta del intelecto y de las emociones que son los libros.

Osvaldo Ulloa Sánchez
Profesor Universitario de Literatura

2 comentarios:

Therese Bovary dijo...

Querido Osvaldo, he querido publicar en mi blog tu reflexión acerca de este nuevo acto voluntarioso y populista de nuestro Gobierno.

Yo lamento tanto como ti y como muchos otros los horrores y errores que se cometen en el nombre de no sé quién o qué.

Se han equivocado demasiado y no son capaces de reconocerlo: prefieren seguir hundiendo el pie en el acelerador y hacer oídos sordos de lo que dicen los especialistas, más que los funcionarios cuoteados que pueblan los Ministerios de Cultura y Educación que son los que a mí me mueven a decir lo que tengo que decir.

¡Señores del gobierno del Chile: ESTÁN EQUIVOCADOS!

Osvaldo Ulloa, yho conmozco tu trabajop como poeta y hemos compartido la docencia en tantas universidades y talleres literarios.

Yo he usado tus manuales como referente y guía, así como tus poemas para que mis alumnos estudien parte de la poesía de los 80.

Me duele cómo a ti y a tantos otros quienes sufrimos la dictadura más cruel que ha existido, seamos maltratados en Chile, nuestra patria por la cual tanto luchamos y tanto amamos todavía a pesar de los villanos que ostentan el poder.

lila dijo...

¡Ulloa la lleva!