viernes, noviembre 09, 2007

Un poeta enamorado de una bailarina


Thomas Harris en tierras maulinas

Fabula in lector

A Teresa
No hay nadie como tú entre las bailarinas;
nadie de pies tan ágiles.
Ezra Pound

Yo era un poeta relativamente mediocre,
del montón, pero había escrito dos o tres buenos
versos infaltables a la hora de las antologías
tenidas por correctas en las academias.

Ella era una bailarina de ojos negros y zapatillas rojas,
no había nadie como ella con pies tan ágiles,
liviana como una alondra en la ventisca;
ella era una bailarina de ojos negros y zapatillas rojas
y yo, un poeta mediocre, de esos que llaman
usualmente menores.

Así un día dejé de escribir versos falsarios
para dedicarme a su amor. Pero ella era una bailarina
de ojos negros y zapatillas mágicas, que no le daban descanso
no de día ni de noche.

Un día le cortaron los pies para que dejara de bailar.
Yo, para no ceder a la tentación de los versos,
me corté las manos.
Y ahora la persigo confundiendo el reguero de sangre
de mis muñones con sus huellas caremesí
por los caminos polvorientos.

7 comentarios:

mentecato dijo...

Leí más abajo que anduvieron por mis tierras maulinas.

Dejé un comentario allí.

Un abrazo.

Therese Bovary dijo...

¡Mentecato!

Se da cuenta? Mientras yo escribía una respuesta a su mensaje en el post del viaje por vuestras tierras maulinas, usted andaba por acá en el mismo momento?

INCREÍBLE y mágico

Besos poeta maravilloso

Eloíse dijo...

¡Ohhhhhhhh qué triste y hermoso!

Lila Magritte dijo...

Amor escrito con sangre...

Fortunata dijo...

Lindo poema sangriento, me recordó al cuento de las zapatillas rojas de Andersen, uno de mis favoritos cuendo niña.....

Besos querida yo la aviso cuando llegue....

Therese Bovary dijo...

Así es Fortunada querida, también era mi cuento favorito en la infancia. Mi madre debía leérmelo todos los días porque ejercía tal fascinación en mí que necesitaba escuchar esa historia cada día. Después aprendí a leer y desde entonces hasta hoy lo releo, de vez en cuando, en la colección Aguilar de los cuentos completos, en dos volúmenes, papel biblia y letra minúscula, que vienen desde La Serena y el siglo pasado viajando conmigo.

Avísame en cuanto llegues o cuando vayas a llegar para ir a esperarte a Pudahuel.

Amor dijo...

teresa, ¿y todo este tiempo sin postear?

¿estás bien?

un beso

santi