jueves, septiembre 27, 2007

Les presento a Rodrigo Lira

En la fotografía aparece exactamente igual a como era cuando yo lo conocí. El poema que incluyo aquí, lo encontré entre carpetas y hojas escritas a máquina con tachaduras y correcciones manuales tan típicas suyas. Un atardecer de domingo, su madre me permitió revisar muchas cajas con lo que había guardado tras la muerte de Rodrigo para una antología de poesía chilena que entonces preparábamos con Lila Magritte y el Rey Lear. Me llevé dos, ya les presentaré el otro, si me lo piden.

Mis besos al cielo donde sin duda estás ahorita, Poeta.

LiraRealizó sus estudios en las Escuelas de Psicología, Filosofía y Artes de la Comunicación de la Universidad Católica y en la de Bellas Artes de la Universidad de Chile. Trabajó en el Departamento de Lingüística y Filología. Durante el gobierno de Salvador Allende escribió cuentos infantiles en la Editorial Quimantú. En 1971 se le diagnosticó una esquizofrenia que lo acompañó el resto de su vida. Algunos de sus textos aparecieron entre 1978 y 1984 en varias revistas. Todos ellos y otros más fueron recopilados en un único libro publicado póstumamente, Proyecto de Obras completas (1984) que realizó su gran amigo el poeta Eduardo Llanos. Considerado un manipulador del lenguaje más que un poeta, él mismo creó la terminología “metapoesía”, siguió el camino abierto anteriormente por poetas como Nicanor Parra y Enrique Lihn. Rodrigo Lira se suicidó el 26 de diciembre de 1981, dejándose desangrar en su bañera, el mismo día de su nacimiento, a la edad de treinta y dos años.


4 comentarios:

mentecato dijo...

Queridísima:

Con Rodrigo fuimos compañeros de curso en Lingüística en la U. de Chile.

Muchas charlas tuvimos en el casino del antiguo Pegagógico.

Un ser hermético, muy herido de luz, necesitado de hondos afectos, inteligentísimo, y esa inteligencia lo alejaba de los demás como una tenaz bruma.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Afortunadamente su obra sobrevivió.

Norma Ibiza dijo...

Conoci a Rodrigo en 1968 en Rosario Argentina, un congreso de Psicologia, eramos jovenes estudiantes llenos de ideales. Nos escribimos y nos perdimos. Cuando el golpe pense en él, como viviria aquellos días terribles. Siempre que charlaba con algun chilleno hacia la broma, tuve un amor....
Hoy despues de 41 años escribi su nombre en google y su voz, fotos y poemas me llegaron, me alegró encontrarlo, vaya ironia, enterarme que le perdi definitivamente. Norma

Matasellos dijo...

Tengo 17 años, nunca sabré como se sintió el terror de la dictadura. Pero los poetas de aquellos tiempos me pintan, entre todos, un mosaico que los libros de historia no son capaces de llenar.

Yo he leído a Lira. Es genial, triste, pero genial.
Un gran poeta.