jueves, enero 21, 2010

Gregorio Angelcos y Teresa Calderón: Lectura en Café Stop, 2009







3 comentarios:

fortunata dijo...

Bello...

Abrazos para ti

mentecato dijo...

Esto nunca lo leerás, Teresa.

Lo único que habría soñado en mil vidas, vivir a tu lado como una enredadera salvaje, turbulenta...

Tú y yo y todos los fuegos...

Thérèse Bovary dijo...

¿Cómo que nunca lo leeré???
Que bella enredadera salvaje y turbulenta
besos amigo Mentecato