martes, abril 11, 2006

EN MEDIO DE NADA





















("Angel púrpura", de Marc Chagall)

EN MEDIO DE NADA

Resplandecía en medio de la noche. Sólo carretera y soledad extendidas a lo largo, como un camino hacia ninguna parte.

Un centauro pensé cuando lo vi.

Hacia arriba se ilumina su alargado torso de joven fosforescente. El contraste es evidente con su pelo corto y demasiado negro.

Veo ahora un frágil pálido y desnudo que relumbra desde la cintura hacia arriba. Hacia abajo, se oscurece la chatarra en que ha quedado convertido. Mitad humano, mitad automóvil. Amasijo de vidrios y metales retorcidos se mezclan con su sangre y su carne y su piel que nacieron de mi sangre y mi carne y mi piel.

-Parece un ángel -pensé.

-Pero no soy un ángel -me dijo. Soy tu hijo muerto.

2 comentarios:

Crisálida dijo...

Es un ángel. Y un sueño.

Lila Díaz dijo...

Una pesadilla dentro del sueño de un ángel accidentado en vuelo.