jueves, septiembre 03, 2009

Para Cecilia Calderón un recuerdo de su nacimiento

Cecilia, hermanita, hoy es tu cumpleaños y papá no está. Tampoco estuvo cuando naciste, porque era domingo en La Serena y había partido de fútbol en La Portada. Como estábamos con la abuela Roma, quien había llegado desde Villa Alemana para quedarse a cuidarnos junto a nuestra nana Rudy, mi papá confió en lo que le dijeron la abuela y a la matrona en el Hospital Regional: "No se preocupe porque esta guagua nacerá más tarde, así es que vuelva más tarde, y no ande tan nervioso, es solo un parto y la señora está en buenas manos". A papá qué le dijeron y corrió unas cuadras para llegar a tiempo a ver el partido.¡Lástima! Regresó cuando ya habías llegado, en vuelo directo, al planeta Tierra. Mi madre medio muerta y fatigada, mi papá con sentimiento de culpa, pero feliz porque había ganado la U. y tú habías aterrizado en la vida.
¡Qué pena, se la perdió! Por eso, mamá, enojada, prometió que "más hijos no, nunca más" y así fue, como cumplió su palabra y solo existimos Las tres Gracias.Recuerdo que mi papá llegó a la casa muy contento mientras nosotras jugábamos en la escalera y nos dijo:
-Ya nació su hermana, es muy linda. ¿Cómo les gustaría que se llamara?
-Ana María, dijimos con Lila.
-¿Opción 2?" -nos pregunto mi papá, y dijimos algún otro nombre que no recuerdo.
Pero te bautizó de emergencia una monja en el hospital porque te estabas muriendo:
-Yo te bautizo, María Cecilia Rosa, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

-Así no se va morita al limbo", dijeron a coro las enfermeras.
Desde que llegaste a la casa de Larraín Alcalde 1187 te transformaste en nuestro juguete favorito, eras la muñeca más linda de todas, y fuiste mimada por "mamá me mima, hasta el día de hoy", y por nosotras que jugábamos contigo y nos transformamos también en tus pequeñas escoltas hasta el día de hoy, porque queremos protegerte siempre, sin darnos cuenta de que tú eres una tremenda mujer que se las ha agarrado a sablazos en todas las batallas de la vida desde que naciste, y aunque los peligros han sido enormes y tú siempre has salido herida, hermanita Quijote de un lugar de La Serena, sobreviviste... Cecilia, hermana mía te digo Feliz cumpleaños, aunque está vez sea cumpleaños y de feliz, muy poco.
¡Adelante valiente Guerrera de la Vida, María Cecilia Rosa!

7 comentarios:

Therese Bovary dijo...

Qué guaguita tan fresca!!!

TORO SALVAJE dijo...

Con tu permiso yo también la felicito.

Besos.

elisa...lichazul dijo...

que recuerdo más emotivo y más tierno
mis felicitaciones a una sobreviviente de este planeta

y felicitaciones a la hermana por ese amor fraterno que lo desgrana en este hermoso texto.

un abracito de paz

Anónimo dijo...

Felicidades a Cecilia y sus dos gracias.
Emotivos recuerdos, con fútbol incluido.

Anónimo dijo...

Pues me sumo a los buenos deseos de este año, y como todo no es negro y de negro ya hay mucho...pues, para compenasr mucho blanco, es decir, mucha felicidad para la Cecilia guerrera.

Besos para mis queridas niñas.

Posdata: Imposible leer el articulo que publicaste sobre tu padre...¿me lo envias? me gustaria leerlo

Mil besos para ti
Fortu

mentecato dijo...

Hermana, hermanita, en tu corazón siempre habrá olas de amor...

Hermana, marinerita infinita.

amor que soy dijo...

felicidades enormes para cecilia, y un beso muy grande para ti, thérèse